Más músculos y más rápido… Anabolizantes

0

El excesivo culto al cuerpo de la socieda actual, ha provocado el aumento del consumo de sustancias que nos ayudan a mejorar nuestro físico más rápido. Los esteroides anabolizantes son el producto estrella de un mercado en auge que puede resultar muy peligroso para nuestra salud.

El uso de los esteroides anabolizantes va muy ligado ala vigorexia, la obsesion por incrementar el tamaño de los músculos y mejorar nuestro rendimiento físico. Para conseguirlo, miles de jóvenes no dudan en recurrir a estas sustancias anabólicas, hormonas del crecimiento y otros productos dopantes para nuestro organismo.
Los anabolizantes pueden causar adicción, y aunque son legales, sólo se deben tomar bajo prescripción y control médico. En el deporte profesional está totalmente prohibido, por lo que se realizan controles anti-dopaje.

¿Para qué se consume?

  • para incrementar la masa muscular
  • para incrementar su potencia y resistencia muscular
  • para entrenar con más dureza
  • para reducir el tiempo de recuperación tras la realización de un esfuerzo físico

¿Me aporta algún beneficio? No, todo lo contrario

  • no aumentan la fuerza muscular, la agilidad ni la resistencia
  • producen trastornos en el organismo: mayor riesgo de ataques cardíacos,acné, agresividad, impotencia, esterilidad, calvicie prematura, problemas hepáticos, crecimiento de las mamas en el hombre…
  • las mujeres pueden sufrir irregularidades del ciclo menstrual, crecimiento del vello corporal, crecimiento del clítoris
  • muchos de los problemas que generan pueden ser irreversibles

En su nombre encontramos su explicación. Es un esteroide porque es una droga, y es anabolizante porque provoca un proceso constructivo, el del aumento de nuestra masa muscular.

Mejorar nuestro físico más rápido lleva a muchos deportistas a consumir estas sustancias nocivas para nuestro organismo. Todo lo necesario para poder rendir más en el gimnasio, para aumentar los bíceps, tríceps, pectorales… lo que haga falta por lucir un físico envidiable. Pero, ¿a costa de que?, a costa de tu salud, ya que su consumo sin supervisión ni motivaciones médicas puede generar problemas irreversibles en nuestro cuerpo.